¡Envíos a cualquier punto del país $350!

Poesía


 

Cuando la muerte sorprendió a Fassbinder

Los poemas de Carina Sedevich abarcan los registros más extremos: la sencilla insinuación puede volverse presencia aterradora, desatar fantasmas, anudar universos y dejarnos a solas con ellos. La nostalgia de un gesto se desliza en una atmósfera en la que todo lo que es sereno pareciera esconder el signo de lo trágico. Hay pérdida en sus poemas, que es ganancia para la lengua y desasosiego para el lector. La vida real se hace presente, mediada por otra representación: el cine. Carina describe lo que ve en un espejo que se refleja en otro y así hasta el infinito, y es en este proceso en el que logra la nitidez, la punzada de lo real, y llega a profundidades conmovedoras. No hay una directiva, no hay una guía secreta de lectura, no hay cálculos a favor del lector, hay sólo una voz honesta que nos lleva de la mano a terrenos que no nos atreveríamos a pisar. Estos poemas nos ponen delante de los ojos aquello que intuimos, o soñamos y no podemos decir.


 

Carina Sedevich nació en Santa Fe en 1972 y reside en Villa María (Córdoba). Se graduó en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional de Villa María. Cursó el doctorado en Semiótica en el Centro Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba. Es autora de diecisiete libros de poesía: La violencia de los nombres (Ediciones Fe de Ratas, 1998), Nosotros No (Lítote Ediciones, 2000), Cosas dentro de otra cosa (Lítote Ediciones, 2000), Como segando un cariño oscuro (Llanto de Mudo Ediciones, 2012), Incombustible (Alción Editora, 2013), Escribió Dickinson (Alción Editora, 2014), entre otros.

Su obra ha sido publicada en diversos países de Europa y Latinoamérica, incorporada a antologías nacionales y traducida al portugués, al inglés, al italiano y al mallorquín.


 

Cuando la muerte sorprendió a Fassbinder, Carina Sedevich

$800,00
Cuando la muerte sorprendió a Fassbinder, Carina Sedevich $800,00

Poesía


 

Cuando la muerte sorprendió a Fassbinder

Los poemas de Carina Sedevich abarcan los registros más extremos: la sencilla insinuación puede volverse presencia aterradora, desatar fantasmas, anudar universos y dejarnos a solas con ellos. La nostalgia de un gesto se desliza en una atmósfera en la que todo lo que es sereno pareciera esconder el signo de lo trágico. Hay pérdida en sus poemas, que es ganancia para la lengua y desasosiego para el lector. La vida real se hace presente, mediada por otra representación: el cine. Carina describe lo que ve en un espejo que se refleja en otro y así hasta el infinito, y es en este proceso en el que logra la nitidez, la punzada de lo real, y llega a profundidades conmovedoras. No hay una directiva, no hay una guía secreta de lectura, no hay cálculos a favor del lector, hay sólo una voz honesta que nos lleva de la mano a terrenos que no nos atreveríamos a pisar. Estos poemas nos ponen delante de los ojos aquello que intuimos, o soñamos y no podemos decir.


 

Carina Sedevich nació en Santa Fe en 1972 y reside en Villa María (Córdoba). Se graduó en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional de Villa María. Cursó el doctorado en Semiótica en el Centro Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba. Es autora de diecisiete libros de poesía: La violencia de los nombres (Ediciones Fe de Ratas, 1998), Nosotros No (Lítote Ediciones, 2000), Cosas dentro de otra cosa (Lítote Ediciones, 2000), Como segando un cariño oscuro (Llanto de Mudo Ediciones, 2012), Incombustible (Alción Editora, 2013), Escribió Dickinson (Alción Editora, 2014), entre otros.

Su obra ha sido publicada en diversos países de Europa y Latinoamérica, incorporada a antologías nacionales y traducida al portugués, al inglés, al italiano y al mallorquín.