¡Envíos a cualquier punto del país $400!

Cuentos

 

 

 

De tanto quemarse al sol

Hombres-monstruos que asan una comadreja al borde de una laguna, una enfermera bruja que despioja a una niña, una joven que esplende día a día bajo el sol, un pájaro moralista que es tragado por un gato, chanchos criados como perros o una langosta que pierde su manga y escribe haikus. Los personajes de De tanto quemarse al sol ponen en jaque nuestras certezas: hemos habitado un mundo en el que la imaginación era un modo de conocer.

Las voces de niños o animales que narran las historias están hechas de deseo. De ahí, tal vez, que la brutal decadencia del mundo representado, para felicidad del lector, sea atravesada por un asombro que evade la queja o la sanción moral.

¿Sería posible regresar a la experiencia de la infancia, apoyada en la autoridad de los relatos, para intuir la presencia de una semilla que espera germinar en el futuro? Los cuentos de Diego Colomba nos contagian esa convicción.

 

 

 

Diego Colomba. San Nicolás (provincia de Buenos Aires),1972 y vive en Rosario desde 1990. Es profesor y licenciado en Letras, y doctor en Humanidades y Artes, con mención en Literatura. Colaboró con reseñas, notas y entrevistas en el periódico El Eslabón, el diario El ciudadano & su región, el diario digital Redacción Rosario, en los suplementos "Señales" y “Más” del diario La Capital, la revista Diario de Poesía y en la sección reseñas de Bazar Americano. Dirigió el sitio web de prensa literaria Letracosmos. Fue uno de los responsables de Salón de Lectura, sección de escritores del banco sonoro Sonidos de Rosario. Artículos, entrevistas y poemas de su autoría integran diversas antologías. Seleccionó y prologó Imaginarios Comunes. Obra periodística de Fernando Toloza (Córdoba, Editorial Recovecos, 2009). Publicó su tesis doctoral Letras de Rock Argentino (Editorial Académica Española, 2011) y Mesa de novedades. Poesía y narrativa del presente (Santa Fe, Universidad Nacional del Litoral, 2013, premio obra inédita del Concurso Provincial de Ensayo Juan Álvarez 2012), en crítica; Baja tensión (Rosario, Editorial Municipal de Rosario, 2012, mención en el Premio Municipal de Poesía Felipe Aldana 2011) Desaire (Buenos Aires, En Danza, 2014), Inmemorial (Rosario, Baltasara Editora, 2015), Chispero (Rosario, Libros Silvestres, 2016), El largo aliento (Córdoba, Alción Editora, 2016), La hospitalidad del mundo (Pueblo Esther, Fiesta Ediciones, 2017), Papá trajo a casa un Cuatro Ele (Buenos Aires, Editorial Barnacle, 2018; Mención Honorífica Premio Provincial de Poesía José Pedroni. Obra Editada, 2019; Mención Honorífica Premios Nacionales en Categoría Poesía 2019, Ministerio de Cultura) , Blanco a la cal (Toluca, Universidad Autónoma del Estado de México, 2019; Mención Honorífica Premio Internacional de Poesía Gilberto Owen 2019) y El lado de la sombra (Buenos Aires, Barnacle, 2020) en poesía; Platillos volantes (Rosario, Libros Silvestres, 2019) y De tanto quemarse al sol (Rosario, Brumana Libre, 2021) en narrativa.

 

De tanto quemarse al sol, Diego Colomba

$400,00
De tanto quemarse al sol, Diego Colomba $400,00

Cuentos

 

 

 

De tanto quemarse al sol

Hombres-monstruos que asan una comadreja al borde de una laguna, una enfermera bruja que despioja a una niña, una joven que esplende día a día bajo el sol, un pájaro moralista que es tragado por un gato, chanchos criados como perros o una langosta que pierde su manga y escribe haikus. Los personajes de De tanto quemarse al sol ponen en jaque nuestras certezas: hemos habitado un mundo en el que la imaginación era un modo de conocer.

Las voces de niños o animales que narran las historias están hechas de deseo. De ahí, tal vez, que la brutal decadencia del mundo representado, para felicidad del lector, sea atravesada por un asombro que evade la queja o la sanción moral.

¿Sería posible regresar a la experiencia de la infancia, apoyada en la autoridad de los relatos, para intuir la presencia de una semilla que espera germinar en el futuro? Los cuentos de Diego Colomba nos contagian esa convicción.

 

 

 

Diego Colomba. San Nicolás (provincia de Buenos Aires),1972 y vive en Rosario desde 1990. Es profesor y licenciado en Letras, y doctor en Humanidades y Artes, con mención en Literatura. Colaboró con reseñas, notas y entrevistas en el periódico El Eslabón, el diario El ciudadano & su región, el diario digital Redacción Rosario, en los suplementos "Señales" y “Más” del diario La Capital, la revista Diario de Poesía y en la sección reseñas de Bazar Americano. Dirigió el sitio web de prensa literaria Letracosmos. Fue uno de los responsables de Salón de Lectura, sección de escritores del banco sonoro Sonidos de Rosario. Artículos, entrevistas y poemas de su autoría integran diversas antologías. Seleccionó y prologó Imaginarios Comunes. Obra periodística de Fernando Toloza (Córdoba, Editorial Recovecos, 2009). Publicó su tesis doctoral Letras de Rock Argentino (Editorial Académica Española, 2011) y Mesa de novedades. Poesía y narrativa del presente (Santa Fe, Universidad Nacional del Litoral, 2013, premio obra inédita del Concurso Provincial de Ensayo Juan Álvarez 2012), en crítica; Baja tensión (Rosario, Editorial Municipal de Rosario, 2012, mención en el Premio Municipal de Poesía Felipe Aldana 2011) Desaire (Buenos Aires, En Danza, 2014), Inmemorial (Rosario, Baltasara Editora, 2015), Chispero (Rosario, Libros Silvestres, 2016), El largo aliento (Córdoba, Alción Editora, 2016), La hospitalidad del mundo (Pueblo Esther, Fiesta Ediciones, 2017), Papá trajo a casa un Cuatro Ele (Buenos Aires, Editorial Barnacle, 2018; Mención Honorífica Premio Provincial de Poesía José Pedroni. Obra Editada, 2019; Mención Honorífica Premios Nacionales en Categoría Poesía 2019, Ministerio de Cultura) , Blanco a la cal (Toluca, Universidad Autónoma del Estado de México, 2019; Mención Honorífica Premio Internacional de Poesía Gilberto Owen 2019) y El lado de la sombra (Buenos Aires, Barnacle, 2020) en poesía; Platillos volantes (Rosario, Libros Silvestres, 2019) y De tanto quemarse al sol (Rosario, Brumana Libre, 2021) en narrativa.