¡Envíos a cualquier punto del país $350!

Novela

 

 

El grupo antipop del norte argentino

“Me llamo Miguel Luis Martionez. Mi madre eligió ese nombre porque siempre amó locamente a Luis Miguel. Desde que estaba en la panza, ella me cantaba sus canciones una y otra vez y la voz del Rey Sol era lo único que la sacaba de la depresión que cargaba. Mi padre se había ido apenas supo del embarazo, entonces mamá cantaba para no llorar y al nacer me puso ese nombre.

Aunque no lo crean y resulte algo extraño, soy muy parecido a Luis Miguel. El mismo color de ojos y cabello, la piel trigueña, la cara redonda y ese pequeño espacio entre los dientes de adelante. En mi niñez, mamá me dejaba el pelo largo y en el barrio y en la escuela me llamaban Micki. Algunas maestras hacían bromas, me pedían que me sacara el guardapolvo, pusiera pose de estrella y se sacaban fotos conmigo para luego presumir de que habían conocido al pequeño Luis Miguel en persona. Hasta me invitaron a un programa de radio, el que más se escuchaba en la ciudad pero fui un fracaso. El locutor me pedía que cantara o por lo menos que hablara como Luismi pero yo no tenía idea así que me quedé en silencio.”

 

 

Fabio Martínez nació en Campamento Vespucio (Salta) en 1981, pasó su infancia y adolescencia en Tartagal y actualmente reside en Córdoba. Publicó Despiértenme cuando sea de noche (Nudista, 2010), Los pibes suicidas (Nudista, 2013), El río (Sofía Cartonera, 2014), Dioses del fuego (Nudista, 2014), entre otros libros.

 

El grupo antipop del norte argentino, Fabio Martínez

$575,00
El grupo antipop del norte argentino, Fabio Martínez $575,00

Novela

 

 

El grupo antipop del norte argentino

“Me llamo Miguel Luis Martionez. Mi madre eligió ese nombre porque siempre amó locamente a Luis Miguel. Desde que estaba en la panza, ella me cantaba sus canciones una y otra vez y la voz del Rey Sol era lo único que la sacaba de la depresión que cargaba. Mi padre se había ido apenas supo del embarazo, entonces mamá cantaba para no llorar y al nacer me puso ese nombre.

Aunque no lo crean y resulte algo extraño, soy muy parecido a Luis Miguel. El mismo color de ojos y cabello, la piel trigueña, la cara redonda y ese pequeño espacio entre los dientes de adelante. En mi niñez, mamá me dejaba el pelo largo y en el barrio y en la escuela me llamaban Micki. Algunas maestras hacían bromas, me pedían que me sacara el guardapolvo, pusiera pose de estrella y se sacaban fotos conmigo para luego presumir de que habían conocido al pequeño Luis Miguel en persona. Hasta me invitaron a un programa de radio, el que más se escuchaba en la ciudad pero fui un fracaso. El locutor me pedía que cantara o por lo menos que hablara como Luismi pero yo no tenía idea así que me quedé en silencio.”

 

 

Fabio Martínez nació en Campamento Vespucio (Salta) en 1981, pasó su infancia y adolescencia en Tartagal y actualmente reside en Córdoba. Publicó Despiértenme cuando sea de noche (Nudista, 2010), Los pibes suicidas (Nudista, 2013), El río (Sofía Cartonera, 2014), Dioses del fuego (Nudista, 2014), entre otros libros.