¡Envíos a cualquier punto del país $400!

Poesía

 

 

 

Identidad de ciertas frutas

Las frutas estaban ahí sobre la mesa del comedor, tan a mano, tan calladas, tan misteriosas, tan sencillas, tan luminosas, tan atrayentes. Estaban y no estaban. Yo traté de  encontrarlas. Ese fue mi propósito. Quise saber quiénes eran. Buscaba la “Identidad de Ciertas Frutas”. Y en esta búsqueda me buscaba a mí misma, ¿a mí misma?

Amanda Berenguer

                                                                                                    

 

Amanda Berenguer nació en Montevideo el 24 de junio de 1921, en el día de San Juan. Junto con su esposo José Pedro Díaz fueron parte de la generación del 45 e hicieron de su casa en la calle Mangaripé, el epicentro de un gran movimiento cultural del que participaron entre muchos otros Mario Arregui, Ida Vitale, Ángel Rama y también visitas ilustres como Juan Ramón Jiménez, Jorge Luis Borges o José Bergamín con quien los unió una profunda amistad.

Recién casados, Amanda y José Pedro, compraron una imprenta Minerva y fundaron el sello La Galatea en donde se publicó la primera obra de Amanda; Elegía por la muerte de Paul Válery en 1945. Luego coordinarían junto a los hermanos Rama el mítico sello Arca en donde se publicaría la mayor parte de su obra.

Tomando como lema el ostinato rigore de Leonardo Da Vinci, Amanda exploró los límites del lenguaje poético. Experimentó con las formas clásicas, con la poesía visual y con las modulaciones de su voz en su trabajo Dicciones (1973).

También escribió sobre su propia poética y se han reunido muchas de sus entrevistas en El monstruo incesante.

 

Identidad de ciertas frutas, Amanda Berenguer

$1.100,00
Identidad de ciertas frutas, Amanda Berenguer $1.100,00

Poesía

 

 

 

Identidad de ciertas frutas

Las frutas estaban ahí sobre la mesa del comedor, tan a mano, tan calladas, tan misteriosas, tan sencillas, tan luminosas, tan atrayentes. Estaban y no estaban. Yo traté de  encontrarlas. Ese fue mi propósito. Quise saber quiénes eran. Buscaba la “Identidad de Ciertas Frutas”. Y en esta búsqueda me buscaba a mí misma, ¿a mí misma?

Amanda Berenguer

                                                                                                    

 

Amanda Berenguer nació en Montevideo el 24 de junio de 1921, en el día de San Juan. Junto con su esposo José Pedro Díaz fueron parte de la generación del 45 e hicieron de su casa en la calle Mangaripé, el epicentro de un gran movimiento cultural del que participaron entre muchos otros Mario Arregui, Ida Vitale, Ángel Rama y también visitas ilustres como Juan Ramón Jiménez, Jorge Luis Borges o José Bergamín con quien los unió una profunda amistad.

Recién casados, Amanda y José Pedro, compraron una imprenta Minerva y fundaron el sello La Galatea en donde se publicó la primera obra de Amanda; Elegía por la muerte de Paul Válery en 1945. Luego coordinarían junto a los hermanos Rama el mítico sello Arca en donde se publicaría la mayor parte de su obra.

Tomando como lema el ostinato rigore de Leonardo Da Vinci, Amanda exploró los límites del lenguaje poético. Experimentó con las formas clásicas, con la poesía visual y con las modulaciones de su voz en su trabajo Dicciones (1973).

También escribió sobre su propia poética y se han reunido muchas de sus entrevistas en El monstruo incesante.