¡Envíos a cualquier punto del país $400!

Novela

 

 

 

La película de Corazón

 Sucede a menudo que cuando un escritor, en este caso una gata escritora, cobra cierta notoriedad, sus libros son llevados al cine. Por lo general, los escritores nunca quedan satisfechos con el resultado de esas experiencias, porque una cosa es la imagen que un lector construye a partir de las palabras y otra muy distinta es la imagen que el público recibe a través de los ojos. Como sea que fuere, el departamento de Corrientes y Urquiza se ha convertido en un set de filmación. Hay cámaras y cables por todos lados.

La primera escena muestra a Corazón, Chaparrón, Melitón y Fantasía durmiendo las cuatro sobre la cama. A través del ventanal de la habitación se ve el sol emergiendo del río entre las islas. Poco a poco las gatas despiertan, van a la cocina y luego de desayunar copiosamente, una de ellas, Corazón, que es blanca y negra, con un corazón negro en el pecho blanco, se aleja y va al escritorio a escribir a escondidas de las otras.

 

 

Agustín González

 

La pelìcula de Corazón, Agustín González

$900,00
La pelìcula de Corazón, Agustín González $900,00

Novela

 

 

 

La película de Corazón

 Sucede a menudo que cuando un escritor, en este caso una gata escritora, cobra cierta notoriedad, sus libros son llevados al cine. Por lo general, los escritores nunca quedan satisfechos con el resultado de esas experiencias, porque una cosa es la imagen que un lector construye a partir de las palabras y otra muy distinta es la imagen que el público recibe a través de los ojos. Como sea que fuere, el departamento de Corrientes y Urquiza se ha convertido en un set de filmación. Hay cámaras y cables por todos lados.

La primera escena muestra a Corazón, Chaparrón, Melitón y Fantasía durmiendo las cuatro sobre la cama. A través del ventanal de la habitación se ve el sol emergiendo del río entre las islas. Poco a poco las gatas despiertan, van a la cocina y luego de desayunar copiosamente, una de ellas, Corazón, que es blanca y negra, con un corazón negro en el pecho blanco, se aleja y va al escritorio a escribir a escondidas de las otras.

 

 

Agustín González