¡Envíos a cualquier punto del país $350!

Cuentos

 

 

 

Los zapatos de la otra

Si Sonia o cualquiera de las protagonistas de estas narraciones tuvieran que contarles su historia, probablemente comenzarían por cuartos vacíos, paredes manchadas con sangre, olor a deshecho en las alfombras, sillas a punto de desvencijarse; si las mujeres de estas historias se evocaran a sí mismas, dirían que son la miseria de una foto instantánea que no acaba de mostrar alivio. 

Esto sucede durante el éxito de la venganza, dirían ellas, durante un tiempo en el que nosotras fuimos vistas desde lejos, con lupa, cremosas adolescentes veladas por la luz de un sol que ardía, azucaradas mujeres sobre la cima de un pastel de bodas; durante los días en los que las cálidas manos de la prosa nos volvían seres cutáneos, traslúcidos, mujeres eficientes para adormecer la progenie.

Ya no más, dirán las protagonistas de estos cuentos, ya no más y estamos listas: pregúntense por su responsabilidad en lugar de echarnos la culpa por el ataque de la mujer lobo, restituida para la usurpación de la soledad y la desmesura.

Florencia Morelli es de esas narradoras que escriben con un solo pulso, con un formidable artefacto literario, pero con un pie en la blanca y otro en la negra; nada es sencillo en el tablero del mundo, mucho menos ahora, en el momento de vengarse.

Sergio Guerrieri

 

 

 

 

Los zapatos de la otra, Florencia Morelli

$700,00
Los zapatos de la otra, Florencia Morelli $700,00

Cuentos

 

 

 

Los zapatos de la otra

Si Sonia o cualquiera de las protagonistas de estas narraciones tuvieran que contarles su historia, probablemente comenzarían por cuartos vacíos, paredes manchadas con sangre, olor a deshecho en las alfombras, sillas a punto de desvencijarse; si las mujeres de estas historias se evocaran a sí mismas, dirían que son la miseria de una foto instantánea que no acaba de mostrar alivio. 

Esto sucede durante el éxito de la venganza, dirían ellas, durante un tiempo en el que nosotras fuimos vistas desde lejos, con lupa, cremosas adolescentes veladas por la luz de un sol que ardía, azucaradas mujeres sobre la cima de un pastel de bodas; durante los días en los que las cálidas manos de la prosa nos volvían seres cutáneos, traslúcidos, mujeres eficientes para adormecer la progenie.

Ya no más, dirán las protagonistas de estos cuentos, ya no más y estamos listas: pregúntense por su responsabilidad en lugar de echarnos la culpa por el ataque de la mujer lobo, restituida para la usurpación de la soledad y la desmesura.

Florencia Morelli es de esas narradoras que escriben con un solo pulso, con un formidable artefacto literario, pero con un pie en la blanca y otro en la negra; nada es sencillo en el tablero del mundo, mucho menos ahora, en el momento de vengarse.

Sergio Guerrieri