¡Envíos a cualquier punto del país $350!

Cuentos


 

Luces ajenas

“Perdón las incoherencias, son conexiones potenciales”. Esta disculpa, esta gran frase de Luces ajenas, podría ser acaso su declaración de principios, o también, por qué no, algo así como su manifiesto. Y podría serlo esto: “A Ana le pasaron dos cosas que no tienen relación entre sí, pero que tal vez la tengan si las decimos una atrás de la otra”. O bien esto: “En realidad, las cosas integradas son las que se desarman”. O incluso esto: “Todo es verdad. ¡Hasta la mentira!”.

Literatura de conexiones potenciales, labradas genialmente con lo que sin eso sería incoherencia; literatura de la puesta en relación de lo que de por sí no está relacionado, y a la vez de la desintegración de lo que antes se conectó y se articuló. Literatura de disfraces verdaderos, de caras inventadas para ser lo que no se es, de lo imposible asumido con suave naturalidad.

Hernán Bergara escribe a puro desvío y a puro contrasentido. Aquí hay que mirar a uno para poder ver a otro, y hablarle a otros para contestarle a uno; hay que construir una casa para poder irse y la única forma de ser espontáneo es obligándose. No hay pues relato, ni mundo, sin dislocación y sin descalabro (...).

Martín Kohan




Hernán Bergara es escritor, músico de formación intermitente y profesor universitario. Dicta clases de literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, sede Trelew. Publicó Papeles (relatos) en 2011, Manual de fluctuaciones (misceláneas) en 2016 y Cajón desastre (ensayo) en 2017, en coautoría con Marcelo Eckhardt y David Fiel. Dirigió la colección de antologías de literatura patagónica Patagonia ficción, de Editorial Jornada en 2011. Prologó en 2013 la edición italiana de la novela de Alberto Laiseca Aventuras de un novelista atonal. Integra el colectivo VyZ.

Luces ajenas, Hernán Bergara

$650,00
Luces ajenas, Hernán Bergara $650,00

Cuentos


 

Luces ajenas

“Perdón las incoherencias, son conexiones potenciales”. Esta disculpa, esta gran frase de Luces ajenas, podría ser acaso su declaración de principios, o también, por qué no, algo así como su manifiesto. Y podría serlo esto: “A Ana le pasaron dos cosas que no tienen relación entre sí, pero que tal vez la tengan si las decimos una atrás de la otra”. O bien esto: “En realidad, las cosas integradas son las que se desarman”. O incluso esto: “Todo es verdad. ¡Hasta la mentira!”.

Literatura de conexiones potenciales, labradas genialmente con lo que sin eso sería incoherencia; literatura de la puesta en relación de lo que de por sí no está relacionado, y a la vez de la desintegración de lo que antes se conectó y se articuló. Literatura de disfraces verdaderos, de caras inventadas para ser lo que no se es, de lo imposible asumido con suave naturalidad.

Hernán Bergara escribe a puro desvío y a puro contrasentido. Aquí hay que mirar a uno para poder ver a otro, y hablarle a otros para contestarle a uno; hay que construir una casa para poder irse y la única forma de ser espontáneo es obligándose. No hay pues relato, ni mundo, sin dislocación y sin descalabro (...).

Martín Kohan




Hernán Bergara es escritor, músico de formación intermitente y profesor universitario. Dicta clases de literatura en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, sede Trelew. Publicó Papeles (relatos) en 2011, Manual de fluctuaciones (misceláneas) en 2016 y Cajón desastre (ensayo) en 2017, en coautoría con Marcelo Eckhardt y David Fiel. Dirigió la colección de antologías de literatura patagónica Patagonia ficción, de Editorial Jornada en 2011. Prologó en 2013 la edición italiana de la novela de Alberto Laiseca Aventuras de un novelista atonal. Integra el colectivo VyZ.