¡Envíos a cualquier punto del país $400!

Poesía

 

 

 

Pantano seco

“Pantano Seco” es una metáfora que define la obra poética y tiene origen en el lugar de nacimiento de la autora. Zapala deriva de “Chazpala” voz en mapuzungun, que podría traducirse como pantano muerto o muerto en el pantano. Los versos responden a la percepción de Silvia Mellado en un contexto donde la construcción de un capitalismo feroz convirtió al pueblo en una pesadilla; desigualdad y pobreza. “…y los que van al mar vuelven al bar antes que a la casa materna… poetas canonizados por el porro y el vino barato/borrachos/ buscadores del arca en pleno desierto…” Son estampas crudas de una realidad que abruma, de mujeres enfurecidas que buscan refugio en las ciudades, de madres silenciosas y sumisas que, de vez en cuando dejan que la bronca escurra por sus bocas. Es tan fuerte el silencio que “por cada letra que se pronuncia nos/ rasgamos la lengua…”. Mujeres fuertes, a las que redime en días aciagos, mujeres que huyen de la sangre devenida en combustible invisible. Mellado no rehúsa de sus lenguas ancestrales, no hace trueques ni crea especulaciones, teje la historia de un pueblo sumergido en el olvido, personajes que resisten en el anonimato, versos compuestos en la rebelión de los días y en la redención de un pueblo, escucha, escucha… como suenan allá a lo lejos el kultrum y la trutuka.

 

 

Silvia Mellado Nació en Zapala, Neuquén, en 1977. Publicó: Celuloide, Acetato, Moneda nacional. Integra las antologías Lof sitiado, Homenaje poético al pueblo mapuche de Chile; Antología I, Narrativa. Patagonia Ficción; Última poesía argentina, Investigadora Asistente CONICET, docente en la Universidad Nacional del Comahue. Realizó estudios sobre poesía mapuche: Elicura Chihuailaf y Liliana Ancalao”, “Las voces del sur: el espejo de las lenguas” y “Patagonia literaria”, entre otros.

 

Pantano seco, Silvia Mellado

$500,00
Pantano seco, Silvia Mellado $500,00

Poesía

 

 

 

Pantano seco

“Pantano Seco” es una metáfora que define la obra poética y tiene origen en el lugar de nacimiento de la autora. Zapala deriva de “Chazpala” voz en mapuzungun, que podría traducirse como pantano muerto o muerto en el pantano. Los versos responden a la percepción de Silvia Mellado en un contexto donde la construcción de un capitalismo feroz convirtió al pueblo en una pesadilla; desigualdad y pobreza. “…y los que van al mar vuelven al bar antes que a la casa materna… poetas canonizados por el porro y el vino barato/borrachos/ buscadores del arca en pleno desierto…” Son estampas crudas de una realidad que abruma, de mujeres enfurecidas que buscan refugio en las ciudades, de madres silenciosas y sumisas que, de vez en cuando dejan que la bronca escurra por sus bocas. Es tan fuerte el silencio que “por cada letra que se pronuncia nos/ rasgamos la lengua…”. Mujeres fuertes, a las que redime en días aciagos, mujeres que huyen de la sangre devenida en combustible invisible. Mellado no rehúsa de sus lenguas ancestrales, no hace trueques ni crea especulaciones, teje la historia de un pueblo sumergido en el olvido, personajes que resisten en el anonimato, versos compuestos en la rebelión de los días y en la redención de un pueblo, escucha, escucha… como suenan allá a lo lejos el kultrum y la trutuka.

 

 

Silvia Mellado Nació en Zapala, Neuquén, en 1977. Publicó: Celuloide, Acetato, Moneda nacional. Integra las antologías Lof sitiado, Homenaje poético al pueblo mapuche de Chile; Antología I, Narrativa. Patagonia Ficción; Última poesía argentina, Investigadora Asistente CONICET, docente en la Universidad Nacional del Comahue. Realizó estudios sobre poesía mapuche: Elicura Chihuailaf y Liliana Ancalao”, “Las voces del sur: el espejo de las lenguas” y “Patagonia literaria”, entre otros.