¡Envíos a cualquier punto del país $400!

Novela


 

Viaje al fin de la sangre

Narrativa intensa, audaz, de admirable aliento. Viaje al fin de la sangre es una novela que desnuda el interés de los lectores, aguijonea, incita a penetrar en acontecimientos inesperados. “La hija se había puesto una remera abierta que dejaba al descubierto su pecho envuelto en nailon para resguardar las heridas. Entre el plástico y las cremas cicatrizantes, el cuero ardía como un sol”. Miguel Gavilán, lúcido en astillar el cascarón de los misteriosos vínculos familiares, genera atmósferas de suspenso y violencia. Poesía, muerte, abandono, encuentro, conviven en simultáneo encadenamiento. Los personajes se desplazan por la ciudad y sus márgenes; ágiles en potenciar aristas de imaginación superlativa. Somos partícipes de secuencias en las cuales el reino cotidiano abre recovecos a sanguinarios desenlaces. Como en la obra de Ferdinand Céline, el ritmo, la elocuencia, el énfasis, muerden actos, juicios y prejuicios introduciendo un enjambre de humores enfrentados. Hay vértigo, desafíos, estremecimiento. Vibra, aquello que la moral burguesa denominaría escándalo.


 

Miguel Gavilán nació en Santa Fe en 1971.  Es Profesor en Letras, egresado de la Facultad de Formación Docente en Ciencias de la Universidad Nacional del Litoral. Tiene publicados los libros de poemas Testigos de la Ira (1993, Premio Leoncio Gianello 1995),  Propiedad Privada (2001); el ensayo Los párpados y el asombro (una lectura de Poeta en Nueva York), (2001, Premio edición Municipalidad de Santa Fe) y los cuentos Llueve en Arizona (2010). En 2017 ganó el premio municipal de Santa Fe por su novela Escorzo.

 

Viaje al fin de la sangre, Miguel Gavilán

$790,00
Viaje al fin de la sangre, Miguel Gavilán $790,00

Novela


 

Viaje al fin de la sangre

Narrativa intensa, audaz, de admirable aliento. Viaje al fin de la sangre es una novela que desnuda el interés de los lectores, aguijonea, incita a penetrar en acontecimientos inesperados. “La hija se había puesto una remera abierta que dejaba al descubierto su pecho envuelto en nailon para resguardar las heridas. Entre el plástico y las cremas cicatrizantes, el cuero ardía como un sol”. Miguel Gavilán, lúcido en astillar el cascarón de los misteriosos vínculos familiares, genera atmósferas de suspenso y violencia. Poesía, muerte, abandono, encuentro, conviven en simultáneo encadenamiento. Los personajes se desplazan por la ciudad y sus márgenes; ágiles en potenciar aristas de imaginación superlativa. Somos partícipes de secuencias en las cuales el reino cotidiano abre recovecos a sanguinarios desenlaces. Como en la obra de Ferdinand Céline, el ritmo, la elocuencia, el énfasis, muerden actos, juicios y prejuicios introduciendo un enjambre de humores enfrentados. Hay vértigo, desafíos, estremecimiento. Vibra, aquello que la moral burguesa denominaría escándalo.


 

Miguel Gavilán nació en Santa Fe en 1971.  Es Profesor en Letras, egresado de la Facultad de Formación Docente en Ciencias de la Universidad Nacional del Litoral. Tiene publicados los libros de poemas Testigos de la Ira (1993, Premio Leoncio Gianello 1995),  Propiedad Privada (2001); el ensayo Los párpados y el asombro (una lectura de Poeta en Nueva York), (2001, Premio edición Municipalidad de Santa Fe) y los cuentos Llueve en Arizona (2010). En 2017 ganó el premio municipal de Santa Fe por su novela Escorzo.