¡Envíos a cualquier punto del país $400!

Cuentos

 

 

 

Vírgenes infinitas

Hay libros que nos dan ganas de escribir. Y hay libros en los cuales, por las inflexiones y las sutilezas de sus personajes, por las formas en que anhelan el amor, pese a saber que esa búsqueda se parece demasiado a la cacería de un fantasma, o de un racimo de fantasmas, nos dan ganas de decirle gracias al autor. El de Diego Puig es un señor libro de cuentos, que abarca estas dos categorías. Traza, también, una antropología de las aristocracias periféricas en declive, que por momentos lo acerca a la lírica asordinada de Ishiguro. Se parece poco a sus compañeros de generación. Hernán Vanoli El mundo que está aquí, en este libro, es de cristal. No de tierra; ni es redondo ni plano. Aunque el universo de Diego Puig esté compuesto de tierras, de redondeces y de planicies, de capitales importantes, de provincias, de cemento y de naturaleza. Aunque sus personajes se muevan entre las temperaturas de Buenos Aires, de un pueblo cualquiera o de las extrañas extranjerías de Madrid. Aquí solo hay accidentes ópticos del tiempo y de la luz. Hay eso que la naturaleza nos ofrece y hay una pluma que se ha propuesto encerrar a la naturaleza en una caja transparente que va a ser leída. Dentro de esas paredes invisibles, nada se parece a nada y nadie se parece a nadie. El todo, simplemente, es. Historias contadas a partir del uso más bello del lenguaje. Perros moribundos, amor, campañas gráficas de Prada, barebackers y bichitos, vírgenes infinitas, zombies... Que nadie espere reconocer nada. Que los lectores sean sacudidos por las solemnes palabras. Que los manufacturados por la cultura seamos capaces de desplazar las geografías. Que sea posible, siempre posible, leer a Diego Puig.

María Lobo

 

 

 

Diego Puig nació en Tucumán en 1982. Es autor de las novelas Nadar sin luz (Milena Caserola, 2013) e It girl (Gerania Editora, 2020) y del libro de cuentos Vírgenes infinitas (Ed. Mulita, 2018).

 

 

Vírgenes infinitas, Diego Puig

$1.098,00
Vírgenes infinitas, Diego Puig $1.098,00

Cuentos

 

 

 

Vírgenes infinitas

Hay libros que nos dan ganas de escribir. Y hay libros en los cuales, por las inflexiones y las sutilezas de sus personajes, por las formas en que anhelan el amor, pese a saber que esa búsqueda se parece demasiado a la cacería de un fantasma, o de un racimo de fantasmas, nos dan ganas de decirle gracias al autor. El de Diego Puig es un señor libro de cuentos, que abarca estas dos categorías. Traza, también, una antropología de las aristocracias periféricas en declive, que por momentos lo acerca a la lírica asordinada de Ishiguro. Se parece poco a sus compañeros de generación. Hernán Vanoli El mundo que está aquí, en este libro, es de cristal. No de tierra; ni es redondo ni plano. Aunque el universo de Diego Puig esté compuesto de tierras, de redondeces y de planicies, de capitales importantes, de provincias, de cemento y de naturaleza. Aunque sus personajes se muevan entre las temperaturas de Buenos Aires, de un pueblo cualquiera o de las extrañas extranjerías de Madrid. Aquí solo hay accidentes ópticos del tiempo y de la luz. Hay eso que la naturaleza nos ofrece y hay una pluma que se ha propuesto encerrar a la naturaleza en una caja transparente que va a ser leída. Dentro de esas paredes invisibles, nada se parece a nada y nadie se parece a nadie. El todo, simplemente, es. Historias contadas a partir del uso más bello del lenguaje. Perros moribundos, amor, campañas gráficas de Prada, barebackers y bichitos, vírgenes infinitas, zombies... Que nadie espere reconocer nada. Que los lectores sean sacudidos por las solemnes palabras. Que los manufacturados por la cultura seamos capaces de desplazar las geografías. Que sea posible, siempre posible, leer a Diego Puig.

María Lobo

 

 

 

Diego Puig nació en Tucumán en 1982. Es autor de las novelas Nadar sin luz (Milena Caserola, 2013) e It girl (Gerania Editora, 2020) y del libro de cuentos Vírgenes infinitas (Ed. Mulita, 2018).